28 agosto, 2008

Tratando de estar de vuelta en el Redil

Estimados Amigos:

Tanto tiempo alejado de todo, con estos viajes que me ocupan mucho tiempo. Así como la necesidad de dedicarle algo de tiempo de calidad a mi familia, me han hecho dejar un poco de lado esta linda corriente de Vida, que tanto me agrada, pero creo que Uds. y el Señor saben donde esta el deber de cada uno, y a que debe dedicar su tiempo mas valioso. Por ahora creo que el Señor me tiene destinado a fortalecer mi familia, matrimonio e hijos.

Ha sido un tiempo de reconquista y de volver a compartir, como poco lo haciamos antes, conversar, darnos tiempo para los seres mas queridos, preocuparnos por sus dificultades, por sus dolores y alegrias, por ser un padre presente, y no solo estar en la casa, sino tambien preocupado por lo que sucede.

Bueno de esto tendremos tiempo de conversar esta madrugada del sábado 30 de Agosto.

Les comento que estuve en un acto de gran importancia para nuestra parroquia, como la bendición de la primera piedra de la futura Capilla de Bosques de Montemar, que llevará el nombre de nuestra querida Virgencita, como "Nuestra Señora de Los Apóstoles".

La bendición fue muy hermosa y emotiva. Estuvo presidida por nuestro Obispo Madrugador, Gonzalo Duarte García de Cortazar, y por supuesto nuestro Parroco Padre Mario Erazo Florez, así como el Padre Edgardo Fernández Apablaza, quien es el sacerdote que ha servido desde hace muchos años a esta comunidad y gestor de la construcción de esta nueva Capilla para la Parroquia de Con Con.

Entre las autoridades, se encontraba nuestro Alcalde, Oscar Sumonte González, quien entregó en la ceremonia al Sr. Obispo, el escrito con la firma de la entrega en Comodato por 50 años del terreno donde se emplazará la nueva Capilla.

Luego de la misa, a la que asistieron sobre 200 personas, hubo discursos de todas las autoridades, y de allí se dirigieron hacia el lugar donde se levantará la futura Capilla, para bendecir la primera piedra.

El Padre Gonzálo, el Padre Mario y el Padre Edgardo, así como el Alcalde Oscar, el Arquitecto San Francisco Vivanco (Fundador de los Madrugadores de Los Pinos) el presidente de la Junta de Vecinos Joaquín Vieytes, echaron unas paladas de cemento sobre la lata con el pergamino de la firma del comodato, que quedará bajo el suelo de la capilla. Otras personas echaron al interior pequeños recuerdos de sus familiares, los nombres de sus seres queridos, etc.

Que gran bendición para Con Con una nueva Capilla y un montón de almas que se acercan a la Iglesia.

Felicidades a nuestro Obispo, al Padre Mario, al Padre Edgardo, y a todos los amigos de Bosques de Montemar que han trabajado por este proyecto.

Un corto video con las fotos de la Bendición que tomé ese día. Para escuchar la musica, detengan la canción, "ando buscando un camino" en el panel lateral.

video

Un abrazo de la Oveja Perdida

Jaime Wiedman

26 agosto, 2008

Tarde de testimonios y relajo

Este Sábado 23 tuvimos el gran gusto de juntarnos en casa de Horacio a compartir y escuchar.

Aparte de ser muy bién recibidos y atendidos, quienes no pudimos asistir al encuentro en Temuco (por diversas razones) pudimos escuchar, por los que si fueron, sus experiencias y opiniones. Esto fue apoyado por muchas fotos tomadas por Rodrigo Carvallo, testimonio de Raúl Cáceres y Raúl Jr. y nuestro querido Pdre Cristian.

Muchas de esas fotos nos hicieron soltar más que una carcajada
(sobre todo por los dormilones y cantores), pero también nos llenaron de emoción y gratitud al poder ver como nuestra corriente de vida sigue FUERTE, CRECIENDO Y EVANGELIZANDO......no podemos estar ajenos a quienes pudieron asistir y que día a día están construyendo en sus almas todo el amor posible para poder llevarlo y regalarlo fraternalmente a quienes lo necesitan.
No, no queremos estar ajeno a eso, no queremos estar ajeno a regalar el mismo amor que nos da la MTA, y que con tanto regocijo y sencillez inunda nuestras almas.

Bien por ellos, bien por nosotros, bien por nuestro mundo y quienes nos rodean...

Estamos siendo guiados por nuestro
Pdre Bueno y humildes, nos entregamos a EL.